Seleccionar página

El Parque Arqueológico Nacional de Pisac está ubicado a 33km de la ciudad del Cusco, está constituido por agrupamientos de restos arqueológicos entre los cuales destacan andenes, acueductos, caminos asociados a murallas y portadas, cauces hídricos canalizados, cementerios, puentes, etc. Constituye uno de los centros monumentales más hermosos del Valle, combinando en sus 4km de superficie, el paisaje y el acabado impecable de las construcciones Incas, siendo considerada una especie de “Hacienda Real”, propiedad del Inca Pachacutec, compuesta por andenes, estructuras domésticas y ceremoniales.

Se encuentra a una altura de 2 972 metros sobre el nivel del mar, se cree que su ubicación estratégica brindaba mayor seguridad al edificio además de encontrarse en una zona de control, pudiendo protegerse de posibles atentados del pueblo Anti, con quienes estaban en constante enemistad.

Se dice que el conjunto arquitectónico que conforma Pisac habría sido construido durante el siglo X y XI de nuestra era, con finalidades urbanísticas y religiosas.

Es un complejo constituido por diferentes construcciones distribuidas a lo largo de Pisac Arqueológico:

La muralla: Compuesta por piedras de dimensiones asombrosas, reúne cinco puertas en la parte oriental del complejo, una con un dintel llamado “Amaru Punku”, que quiere decir “puerta de serpientes”.

Túneles: El primero con 16 metros de largo con dirección al norte y el segundo, que es camino a la cima del cerro de Pisac, con 3 metros de largo.

Depósitos: Colcas del mismo tamaño dispuestas en hileras, que servían como depósitos incas, unidas por una escalinata de 102 peldaños que ascienden en paralelo a un canal de agua.

Andenes: Al ser la agricultura la principal actividad económica de Pisac, el Parque Arqueológico está compuesto por 16 sectores agrícolas con avanzados andenes, separados por murallas, con unas 14 formas diferentes.

El Intihuatana: Uno de los momumentos ceremoniales más importantes de Pisac, domina gran parte del valle, contando con paredes de tipo sedimentario, la junta de piedras pulidas con una superficie exterior rectangular, con lados tallados en formas de manos que encierran un semicírculo, siendo considerado el Templo del Sol. Al centro se encuentra un altar tallado en piedra, utilizado para observar los movimientos solares y como altar en ceremonias religiosas como el culto al Dios Sol o sacrificios. Al oeste, se puede observar una piedra tallada que se estima fue utilizada para observaciones astronómicas, representando hanan pacha, kay pacha y ukhu pacha. El altar tiene forma de D y está orientada a la salida del sol en el solsticio de junio, siendo comparado con el que se encuentra en Machu Picchu.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *